Microsoft Surface Pro 7: robusto, pero sin magia


Los portátiles 2 en 1 son sin duda una de las mejores alternativas disponibles en el mercado para la productividad en movimiento; muestra de ello es la Microsoft Surface Pro 7 con teclado, un dispositivo robusto con un elegante diseño, pero con muchos pendientes que quedaron en la lista de deseos de los usuarios que esperaban verdaderas novedades.


Este tablet y ordenador, sin embargo, es una apuesta segura dentro del mercado, en especial porque tenemos la certeza que las cosas funcionan al menos como su antecesor, además de sumar un bloque sólido en el apartado del rendimiento, lo que garantiza una experiencia de usuario confiable y cómoda para trabajar.


Te interesa: Pixel 5: un celular sin sorpresas, pero con buena cámara 


Configuración y rendimiento



La Microsoft Surface Pro 7 llega al mercado con tres alternativas distintas y en cada una de ellas podremos ver diferentes procesadores, memoria RAM y almacenamiento:


  • Procesador: Intel Core i3, Core i5, Core i7 de décima generación

  • Tarjeta gráfica: Intel UHD o Iris Plus

  • RAM: 4GB, 8GB y 16GB

  • Almacenamiento: 128GB, 256GB, 512GB y 1TB SSD

La combinación en cuanto a configuración puede variar, desde el modelo más robusto con Core i7, 16 GB de RAM y 1 TB de almacenamiento, hasta una versión sencilla de Core i3, 4GB de RAM y 128GB de almacenamiento, todo dependerá del uso final que le dará el usuario.


Con nuestro uso no tuvimos problemas de desempeño, el multitarea lo ejecuta sin mayor complicación y vemos cómo soportó una gran cantidad de pestañas de Chrome a la vez, sin tener inconvenientes de desempeño.



Diseño del Surface Pro 7



Hemos probado el modelo Platinum con configuración Core i7, 16 GB de RAM y 1 TB de almacenamiento. Este dispositivos posee una pantalla de 12,3 pulgadas con resolución de 2736 x 1824 pixeles con niveles de color correcto y muy buen resultado a todo tipo de luz, gracias a sus 395 nits de brillo, aunque todavía se encuentra por debajo de la pantalla del iPad Pro, por ejemplo, que ofrece más de 480 nits de brillo.


Sus dimensiones son de 292 mm x 201 mm x 8,5 mm, mientras que veremos un peso que apenas alcanza los 800 gramos.


Utilizamos también para esta revisión el teclado Signature para Surface Pro, pero no así el lápiz Surface Pro que venden también por separado, sin embargo, no se hace realmente necesario para emplear el dispositivo, su operación es bastante cómoda.


Su diseño no tiene sorpresa, es un dispositivo algo grueso y con biseles un poco grandes en su pantalla, con casi media pulgada, lo que no permite aprovechar muy bien el espacio. Para utilizarle como portátil solamente debes desplegar su base trasera y conectar el teclado, tal como puedes observar en las fotos que colocamos a continuación.


Como pudiste observar, el teclado Type Cover se adhiere sin ningún problema a la parte inferior del Surface Pro 7, lo que sin duda sigue siendo un gran éxito en el diseño de este tablet y que generación tras generación han mantenido. Si tuvieses el lápiz, puedes colocarle a un costado con una superficie magnética.



Luego de una larga espera, finalmente Microsoft ha incorporado el puerto USB Tipo-C en este dispositivo, además de un puerto USB Tipo-A que te sirve para conectar algún periférico adicional, también incluye el puerto para auriculares, ranura microSD y un puerto Surface Connect, que es por el que se carga la batería. Si pierdes el cargador o estás a mitad de una jornada y te quedas sin batería, olvida el puerto USB-C para ello, porque no le da suministro eléctrico al dispositivo.


Los altavoces del Surface Pro 7 son buenos para una sesión de cine, pero no para la música de tu fiesta. Vemos como el volumen en general no es demasiado alto y el equilibrio en los graves es correcto, sin embargo puedes utilizarle para una buena sesión de Netflix, aunque no te dará demasiado si quieres escuchar un concierto en el que los bajos están muy presentes.


En el apartado de las cámaras, vemos sensores sencillos de 5 MP con vídeo full HD 1080p para la frontal y de 8 MP con autofoco y vídeo 1080p Full HD en la parte trasera.


Autonomía: La prueba de fuego



No podemos decir que su batería sea realmente la mejor, aunque logra cumplir con la tarea. Aunque Microsoft ofrece unas 10,5 horas de autonomía, la verdad es que en nuestro uso no logró superar las ocho horas de funcionamiento, conectado a WiFi y operando el navegador en todo momento.


Sin embargo, es la autonomía que también te pueden ofrecer otros dispositivos como la Galaxy Tab S7 y el iPad Pro 2020, así que se encuentra dentro de lo esperado para un 2 en 1 de su tipo.


¿Merece la pena la Microsoft Surface Pro 7?


Siempre dependerá de tu presupuesto y para qué la quieres. Ciertamente, es un tablet convertible que resulta muy útil para quienes están acostumbrados a entornos más tradicionales como Windows, te brindará el confort de estar en tu ordenador de casa, pero con una gran movilidad.


El desempeño es estable, pero necesitarás de los accesorios para que puedas sacarle todo el provecho posible y es algo que sube considerablemente el precio de este dispositivo, así que si quieres un tablet que funcione bien y te permita tener muchas apps, lo mejor es que contemples otra opción.


El precio del Surface Pro 7 es actualmente de unos 750 dólares, además tendrás que invertir unos 200 dólares más en accesorios.


0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo