Mitos gays: ¡desmitificados!

  • Instagram
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • TikTok
Sígueme 

Si eres guapo seguro eres buen partido; si eres feo seguro das mal sexo. Si eres alto y tienes el pie grande seguro fuiste bendecido por los dioses. Los mitos gays desmitificados en este especial de Happyland. Por cierto, aquí te dejo la oportunidad de probar gratis Audible, para escuchar novelas, cuentos y relatos románticos. Pruébalo gratis cortesía de Happyland. Escucha mi podcast Happyland en español
Suscríbete en Spotify
Suscríbete en Apple Podcasts
Suscríbete en Google Podcasts
Suscríbete en iVoox
Suscríbete en Anchor
Suscríbete en iHeart Radio La sociedad gay actual está llena de muchos mitos. Cuando yo vivía en Venezuela, estos eran algunos de ellos, y otros con los que crecí me hicieron formarme una opinión errónea de las personas gays en general, porque terminé catalogando a la gente y estereotipándola, cuando lo más importante es entender que todos somos seres humanos y que no seguimos una regla común, porque lo bonito de este mundo es que todos somos muy diferentes. Pie grande... Como detalla Mental Floss, un estudio canadiense de 1993 encontró una relación estadística entre el tamaño del pene y la altura y el tamaño del pie. Sin embargo, la correlación fue tan débil que los científicos notaron que "la altura y el tamaño del pie no servirían como estimadores prácticos de la longitud del pene". Un estudio británico de 2002 fue más concluyente, y los investigadores escribieron: "La supuesta asociación de la longitud del pene y el tamaño del zapato no tiene una base científica". Curiosamente, un estudio coreano de 1999 encontró que la circunferencia del pene estaba ligeramente correlacionada no con el tamaño del pie, sino con la longitud del tercer y primer dedo del pie. Pero nuevamente, esta correlación fue leve y la conclusión señala: "El índice del cuerpo humano, incluido el tamaño o las características de las extremidades del cuerpo, no es suficiente para predecir el tamaño del pene". Y como señala More, un estudio griego de 2002 encontró una correlación "estadísticamente significativa" entre la longitud del pene y no el tamaño del pie o del dedo del pie, sino la longitud del dedo índice. Más femenino es pasivo No hay ninguna base científica para pensar que esto es así, y en el programa Riky y yo conversamos sobre nuestra experiencia sobre el asunto. Además, no hay ninguna relación entre la belleza, la altura o los músculos y cuán buenas o malas las personas pueden ser en la cama. El semen como mascarilla facial Hay proteína en el semen, que es bueno para ti, pero no lo suficiente como para marcar la diferencia. En realidad, no hay nada en el semen que tenga algún beneficio para su piel. Existen tratamientos faciales de semen reales, pero son básicamente falsos Sí, puede ser alérgico al semen Incluso cuando está solo en tu cara, el semen aún puede transmitir ITS. Las ITS como la clamidia no solo se transmiten a través del sexo penetrante Los esteroides reducen el tamaño de los testículos Sí. El uso de cualquier tipo de esteroides puede afectar el tamaño de los testículos de los hombres. Es una contracción que usualmente es temporal. Desee luego las personas que abusan de esteroides también pueden ver problemas en erecciones, aunque esto es menos frecuente. ¿Es el alcohol afrodisiaco? Según el Ministerio de Sanidad de España: "Muchas personas creen que el alcohol es afrodisíaco, porque les ayuda a ser más lanzados o atrevidos. Sin embargo, los efectos reales del alcohol tanto en hombres como en mujeres es una reducción del placer sexual. Aunque pueda sentir deseo momentáneo, el sexo con alcohol no es mejor. Demasiado alcohol provoca en ellos problemas para mantener una erección y en ellas, una disminución de lubricación o dificultades para llegar al orgasmo. Si el consumo elevado se mantiene en el tiempo, los problemas temporales pueden convertirse en impotencia y problemas de fertilidad". La drogas afectan tu líbido La heroína y la morfina pueden generar diferentes trastornos sexuales, y de hecho algunas personas adictas lo pueden utilizar como un sustitutivo de la propia actividad sexual. Sin embargo las anfetaminas y el éxtasis son todo lo contrario, dependiendo de la persona pueden aumentar el deseo sexual, aunque dificultan las fases de la respuesta sexual, ya que puede ser más difícil obtener una erección o incluso eyacular. En el caso de la cocaína o el crack, aunque falsamente se cree que ayuda con el deseo sexual, son más las ocasiones en las que ocasionan disfunción eréctil momentánea y erecciones dolorosas, así como pérdida del deseo sexual. La marihuna ayuda a relajarte y aumenta el deseo sexual, lo que la ha hehco más popular que nunca.

  • TikTok

©2020 by César Salza