Buscar
  • César Salza

El jardinero asesino: Crímenes LGBT+

Selim Esen era un inmigrante con sueños y problemas, como todos los hemos tenido en la vida. Cuando murió tenía 44 años. Fue asesinado en Toronto, Canadá, el lugar en donde había establecido su residencia porque ser gay en Turquía era muy difícil.

Escucha mi podcast Happyland en español
Suscríbete en Spotify
Suscríbete en Apple Podcasts 
Suscríbete en Google Podcasts
Suscríbete en iVoox
Suscríbete en Anchor
Suscríbete en iHeart Radio

Selim era un hombre gay de Turquía, que se mudó a Canadá buscando una mejor vida. Allí se casó, y aunque el matrimonio no funcionó, siguió viviendo allí. Pero en marzo de 2017 algo sucedió. Selim desapareció sin dejar huellas y sus amigos comenzaron a preocuparse.


Los periódicos de Toronto dieron a conocer el caso, pero nadie se imaginó que Selim podía haber muerto como una de las víctimas que probablemente habían sido descuartizadas por un asesino serial que la Policía de Toronto tenía tiempo investigando. El jardinero asesino de Toronto asesinó a Selim y a otras siete personas entre 2010 y 2017. Su nombre es Bruce McArthur y la primera vez que mostró violencia en contra de una persona gay fue en 2001, cuando en Halloween un amigo y trabajador sexual gay lo invitó a ver su disfraz.

El jardinero asesino de Toronto asesinó a Selim y a otras siete personas entre 2010 y 2017

Esa noche, Bruce estuvo con su amigo, y por algún motivo él decidió pegarle con un tubo de hierro.


Algo que debes saber es que Bruce fue heterosexual en algún momento de su vida. Estaba casado,e incluso llegó a decirle a su mujer que era gay, y aunque pasaron mucho tiempo juntos después de eso, lo cierto es que se separaron y él comenzó a tener relaciones gays.


Ese asalto de su amigo en Toronto pudo causarle que estuviera preso por dos años, pero debido a que estaba tomando medicias y que las habría mezclado con poppers, un relajante muscular utilizado antes de tener relaciones sexuales, su abogado logró que tuviera solo arresto domiciliario, sobre todo porque un psiquiatra consideró que eran pocas las posibilidades de que Bruce fuese a repetir aquel suceso.


En general tuvo una sentencia de 3 años, durante la cual fue monitorizado por la policía, no podía estar cerca de prostituos masculinos ni consumir drogas.


En 2014 debido a su buen comportamiento y a las leyes canadienses, su ofensa fue eliminada de su récord criminal, lo que hizo que cuando la policía comenzara a buscar a los sospechosos de haber asesinado a varias personas gays, jamás pudieran toparse con él.

Este suceso con un trabajador sexual podría haber sido el principio de Bruce y sus instintos asesinos

Este suceso con un trabajador sexual podría haber sido el principio de Bruce y sus instintos asesinos… este podría ser el día en el que Selim y otros siete hombres vieron su sentencia de muerte escrita en la mente de un asesino en potencia.Entre 2010 y 2017 Bruce McArthur asesinó a ocho personas.


Selim, el chico turco que murió en Toronto, estaba tratando de mejorar su vida. Él no se sentía bien siendo un gay en Turquía, pero en Canadá pudo por fin sentirse libre. Sin embargo sus problemas de adicción hicieron difícil que levantara el vuelo, sin embargo el reconoció su problema y asistía asiduamente a la Casa de la Comunidad St Stephen en Toronto, un ougar que ofrece servicios sociales a personas vulnerables.


De hecho, poco antes de morir Selim obtuvo un certificado de asesoramiento, y estaba muy orgulloso de que poco a poco estaba logrando su redención para mejorar su vida.

Esto sucedió en marzo de 2017, pero unas semanas después desapareció. Se le vio por última vez el 14 de abril y su desaparición fue considerada por la Policía como sospechosa.


Sus amigos lo describen como una persona amable, que extrañaba a su familia y que estaba intentando darle un giro de 180 grados a su vida, para poder verlos de nuevo.


¿Qué le pasó a Selim?

¿Cómo cayó en las garras del jardinero asesino?Bruce desarrolló un fuerte interés por el bondage y el sadomasoquismo. De hecho, la policía más adelante logro conectarlo y conocer información de sus citas que había conocido a través de aplicaciones de ligar en donde el sadomasoquismo era la práctica regular.


A Bruce le gustaban por algún motivos los hombres del sudeste asiático, sobre todo aquellos que no tenían muchas conexiones dentro de Canadá, probablemente porque podían ser una víctima fácil.


Todo parece indicar que Bruce se ganaba la confianza de quienes luego serían sus víctimas. Muchos de ellos habían tenido varias citas con él.


Cuando en 2017 la policía logró rastrear su casa, encontró docenas de pendrives, varias computasoras y celulares y un archivo de video y fotográfico de sus encuentros.


De hecho, como un comentario curioso, debes saber que el hijo de Bruce, Todd, tuvo que pasar una temporda con su padre después de haber sido arrestado. Y un amigo de este comentó a la prensa que Bruce tenía en su baño una colección de fotografías de penes que él mismo había tomado…


Podríamos pensar que es arte, pero Bruce, un hombre que apenas tenía conocimiento de jardinería, era el tipo de hombres que encendería tus alarmas de haberlo conocido.


En la comunidad gay de Toronto estaba desprestigiado desde que golpeó al trabajador sexual, por eso, jamás creerás cómo lograron arrestarlo después de más de 7 años de haber estado asesinando personas.De las ocho personas que asesinó el jardinero Bruce, al menos seis eran inmigrantes de países como Afganistán, Sri Lanka, Irán y Turquía, de donde era Selim.


En su lista también se descubrió a un vagabundo probablemente de origen canadiense y a otro hombre que hizo explotar este caso y sonar todas las alarmas: Andrew Kinsman, el último hombre que asesinó Bruce.Andrew desapareció en junio de 2017, pocos meses después de Selim, y su muerto resonó en la comunidad gay de Toronto, porque él era un hombre abiertamente gay, a diferencia d esus otras víctimas, era bartender, voluntario de la Fundación de personas con Sida, muy activo en redes sociales y sobre todo, no entraba en la descripción del resto de las víctimas. Era blanco, de 49 años, y hombre más bien grande y fornido, de 1.93 metros de altura.


Debido a que no era una persona tal vez invisible como las otras, Andrew generó un movimiento en la comunidad gay, que presionó a la policía a investigar más.


El día de su asesinato Andrew fue visto entrando a un carro Dodge Caravan, que quedó grabado por la cámara de la entrada de su edificio. No tenían nada más, y la policía encontró 6.000 vehículos en Toronto con la misma descripción así que… ¿cómo podían saber de quién era el auto?


Andrew les dejó una pista. En su calendario el día de su desaparición había un nombre: “Bruce”.


Esa fue la primera vez que la policía tenía un nombre para este caso… Esta era la pieza que les llevaría a conocer a Bruce, y lo que había hecho con los cuerpos de todas sus víctimas. La policía logró dar con una muestra más corta de personas que poseían este vehículo y se llamaban Bruce, pero además descubrieron que uno de los vehículos había sido vendido. Ese vehículo era el de Bruce McArthur, y cuando la policía lo investigó e hizo las pruebas forenses, encontró más de lo que estaba buscando.


No solo encontraron rastros de sangre de Andrew, pero también de Selim, el chico turco que estaba rehabilitándose para reunirse con su familia.

El fin de Bruce estaba cerca.


Muy cerca.Gracias al movimiento iniciado por la comunidad gay, la policía tenía en sus manos evidencia circusntancial, pero necesitaban más, así que pusieron vigilancia a Bruce y tenían la orden de arrestarlo si era visto solo con otra persona.


Y así sucedió. En enero de 2018 Bruce y un hombre joven fueron vistos entrando al apartamento de Bruce, del que luego la policía obtendría muchas pruebas de su historial como asesino en serie.


Ambos entraron al apartamento y cuando la policía por fin irrumpió en él, encontraron a hombre del medio este, a quien se refieren como John, casado, y quien era una compañero sexual regular de Bruce.


A John lo encontraron atado a la cama, con una bolsa negra en la cabeza. John había accedido a ser atado a la cama, aunque cuando la policía entró Bruce estaba intentado colocar cinta en su boca para ahogar sus gritos de auxilio.


Este era el fin de Bruce y sus asesinatos, aunque la verdad no saldría a la luz hasta muchos meses después.

¿Dónde estaban todos los cuerpos?


¿A cuántas personas realmente asesinó Bruce MacArthur?La policía de Toronto tuvo que revisar más de 100 propiedades en las que Bruce había sido jardinero. Algunas pistas les llevaron a pensar que había sembrado a sus víctimas en alguna de ellas, y así fue.


Bruce tenía un almacén en una casa de uno de sus clientes, a quienes ayudaba con la jardinería a cambio de este espacio.


Perros rastreadores encontraron rastros humamos en esa casa del barrio Leaside, en donde al menos 6 de las 12 enormes masetas de plantas contenían partes de los cuerpos de las ocho víctimas.


La Policía de Toronto tuvo que descongelar grandes zonas de tierra, excavar y confiar en sus perros sabuesos, pero finalmente encontraron que Bruce había al menos matado a 8 personas.La fiscalía reveló que Bruce guardó recuerdos de sus víctimas como joyas, y que estos asesinatos tuvieron una razón sexual y que implicaron cierto nivel de escenificación.

El jardinero asesino obtuvo una sentencia de por vida y su caso no podrá revisarse por 25 años.

Bruce McArthur no solo asesinó a al menos ocho personas, las fotografió después de muertas, las cortó en partes y las sembró intentando hacerlas quedar en el olvido.


El jardinero asesino no tendrá oportunidad de salir de la cárcel hasta que tenga 91 años.

©2020 by César Salza